canalTIC.com

Uso educativo de las TIC

El término “MOOC” es el acrónimo en inglés de “Massive Open Online Course” que traducido al castellano sería “Curso en Línea Masivo y Abierto”. Se trata de una modalidad formativa que se oferta desde un espacio en Internet y que contempla una inscripción abierta y por tanto un acceso de un considerable número de participantes.

Una de las tendencias de la actual sociedad de la información es la necesidad de formación permanente en torno a una realidad en constante evolución. Los MOOC suponen un recurso muy interesante para satisfacer esa creciente demanda de formación en todo el mundo de un público cada vez más numeroso y global.

MOOC, cursos en línea abiertos

Características

Un MOOC puede ser un curso en línea pero no todos los cursos en línea son un MOOC. Los ingredientes mínimos que debe tener un MOOC son:

  • Formato de curso. Representa una unidad completa de formación con un itinerario que contiene elementos informativos multimedia, tareas a realizar y pruebas que acrediten el conocimiento adquirido por el alumnado.
  • Carácter masivo. Está pensado para cualquier persona del mundo global y el número de matriculados en principio no está limitado siendo muy superior a un curso presencial ordinario.
  • Inscripción abierta. Cualquier usuario de Internet puede acceder a los contenidos del curso.
  • En línea. Es un recurso pensado para la formación a distancia donde Internet es el único medio de comunicación.
  • Duración reducida. Está previsto realizarse en un cierto periodo de tiempo de varias semanas.

MOOC, cursos en línea abiertos

El concepto de MOOC es sumamente flexible y engloba variantes muy dispares en función de parámetros adicionales: inscripción gratuita o de pago, presencia o ausencia de tutores, rol del profesorado como animador o experto, fechas concretas de realización o flexibilidad en las mismas, contenidos cerrados o bien elaboración colaborativa de materiales, etc.

Dificultades

Esta propuesta de educación informal no está exenta de inconvenientes que es necesario mencionar:

  • Alta tasa de abandono. La mayoría del alumnado que se inscribe en un MOOC no suele terminarlo. Quizás por falta de compromiso inicial de los participantes, porque no se ajusta a su nivel de conocimientos o simplemente porque no satisface sus expectativas iniciales.
  • Falta de requisitos previos. La inscripción abierta favorece en ocasiones el acceso de alumnado que no dispone de los conocimientos necesarios para superar el curso con éxito.
  • Tiempo de duración. La demanda actual en e-learning muestra una tendencia hacia los microcursos en lugar de aquellos que ocupan largos periodos de tiempo. Conviene anticipar el número de semanas que supondrá la participación en el mismo.
  • Atención a la diversidad. Resulta interesante tener en cuenta distintos itinerarios formativos dentro del mismo curso en función de la situación inicial del alumno: conocimientos previos, necesidades formativas, etc. De forma bastante habitual se suele proponer una única secuencia de contenidos.
  • Calidad deficitaria. Existen algunos cursos abiertos que no gozan de la calidad de diseño necesaria para que el alumnado invierta su tiempo en realizarlos.
  • Gratuidad. Los MOOC surgieron en un principio como iniciativas gratuitas. Sin embargo con el tiempo algunas empresas han ido ofertando cursos a realizar previo desembolso de una cantidad económica. En otros casos la sostenibilidad de ese proyecto requiere la búsqueda de sistemas para recaudar fondos: publicidad, cobro solo por certificación, cesión temporal o alquiler a empresas privadas, etc.
  • Tutoría. En ocasiones la gratuidad o el carácter masivo de una iniciativa MOOC no permite garantizar la presencia de expertos que puedan animar el curso, moderar los foros, resolver las dudas y evaluar las tareas enviadas por los participantes. No cabe duda de que contar con personas que realicen estas tareas representa para el curso un valor añadido de calidad.
  • Accesibilidad. Los MOOC nacen con vocación universal, tratando de llegar a la mayor cantidad de público posible, pero la realidad es que muchos de ellos no resultan accesibles para los colectivos más desfavorecidos. Por un lado suelen estar repletos de vídeos por lo que demandan una conexión a Internet de última generación y por otro lado suelen estar en inglés lo cual deja fuera a aquellas personas que no dominan este idioma.
  • Acreditación. También suelen existir problemas para que una institución de reconocido prestigio certifique la superación del curso. No solo porque entra en competencia con la propia enseñanza reglada y/o presencial que puede impartir esa misma entidad sino también porque puede no resultar muy riguroso a falta de una prueba presencial que certifique la identidad real del participante.

Tras un análisis detallado de estos inconvenientes se concluye en que la mayoría pueden resolverse en un corto o medio plazo. En el futuro el auge de los MOOC dependerá de cómo se solucionen estas deficiencias. Así, por ejemplo, para evaluar y corregir las tareas a un elevado número de alumnos (p.e. 2.500) no parece necesario contar con una amplia plantilla de profesorado. Como variante organizativa se puede plantear que una actividad del alumno/a sea evaluada por dos o más alumnos/as elegidos al azar situados más adelante en el curso utilizando una rúbrica como una tarea propia del mismo. 

MOOC, cursos en línea abiertos

Cómo empezaron los MOOC

A lo largo de la historia reciente se han desarrollado cursos masivos en línea que cumplían algunas de las características de un curso MOOC incluso antes de que este término se acuñara y se pusiera de moda. Por su especial impacto en la red cabe mencionar dos de ellos. Ambos supusieron la consolidación del concepto MOOC.

El primero fue organizado por George Siemens y Stephen Downes de la Universidad Manitoba de Canadá en agosto de 2.008. Con el título “Conectivismo y Conocimiento Conectivo” fue un curso de 12 semanas de duración donde se inscribieron 2.300 estudiantes.

En octubre de 2.011 los profesores Sebastian Thrun y Peter Norvig de la Universidad de Standford desarrollaron el curso “Introducción a la Inteligencia Artificial” con una matrícula de más de 160.000 personas de todo el mundo.

Este tipo de iniciativas se han desarrollado casi siempre en un contexto universitario. Lo cual resulta paradójico si se piensa que precisamente las universidades se han basado en la mayoría de los casos en un modelo de negocio formativo contrario a lo abierto y gratuito.

MOOC, cursos en línea abiertos

Tipos de MOOC

En múltiples referencias se maneja el concepto c-MOOC para referirse a los cursos orientados al aprendizaje conectivo (c =Conective) de George Siemens y Stephen Downes. Este término surge en oposición al concepto x-MOOC que alude a los cursos alojados en plataformas más rígidas como edX, MiriadaX, Coursera, etc y más centrados en el aprendizaje de contenidos.

Atendiendo al énfasis que se hace en uno u otro de sus tres elementos: redes, contenidos y tareas, se propone la siguiente clasificación que contempla tres grandes tipos de MOOC:

  • n-MOOC. Basados en el aprendizaje distribuido en red. (N=Network). Tratan de incentivar un aprendizaje conectivo donde cada persona va construyendo su propia red en interacción con redes y nodos. Sería el caso del curso “Conectivismo y Conocimiento Conectivo” de George Siemens y Stephen Downes.
  • t-MOOC. Basados en las tareas. (T=Tasks) .El alumno/a debe realizar varias tareas obligatorias para seguir avanzando. Estas se pueden resolver por distintas vías y la comunidad se utiliza para comentarios y dudas puntuales. Se fomenta un aprendizaje más instructivo y constructivo. Ejemplo: el curso de “Narrativa Digital ds106” de Jim Groom.
  • c-MOOC. Basados en los contenidos. (C = Contents). Presentan una secuencia de contenidos más o menos elaborada junto con un grupo de tutores que supervisan el seguimiento del alumnado participante. Se aplican pruebas de evaluación. Se basan en un concepto de aprendizaje tradicional de adquisición de contenidos. Ejemplo: el curso “Introducción a la Inteligencia Artificial” de Peter Norvig y Sebastian Thrun.

MOOC, cursos en línea abiertos

Plataformas para crear y gestionar MOOC

En Internet existen multitud de soluciones para crear, gestionar y participar en cursos abiertos y masivos en línea. Con el apoyo de distintas universidades, fundaciones y empresas han ido surgiendo numerosos portales que ponen a disposición de los usuarios un amplio catálogo de cursos. A continuación se citan algunas de las iniciativas más interesantes:

Coursera

Esta plataforma de educación virtual abierta y gratuita nació en octubre de 2.011 desarrollada por profesores de la Universidad de Stanford. En la actualidad más de 80 universidades de todo el mundo se han afiliado a este proyecto para dotarlo de cursos entre las que se encuentra la Universidad Autónoma de Barcelona. Coursera actualmente oferta 461 cursos para un colectivo superior a cinco millones de alumnos/a inscritos.

edX

En mayo de 2.012 el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Harvard fundan este espacio con intención de ofertar cursos de nivel universitario a todo el mundo con carácter abierto y gratuito. Mueve más de 1,2 millones de usuarios ofertando actualmente 75 cursos de más de una docena de prestigiosas universidades. Esta plataforma se basa en software de código abierto y puesto a disposición pública en github: proyecto edX en github para otras instituciones que deseen realizar ofertas similares.

uDacity

Es una alternativa desarrollada por una organización educativa con ánimo de lucro fundada por un grupo de profesores universitarios de la Universidad de Stanford: Sebastian Thrun, David Stavens y otros. Surge a partir de febrero de 2.012. En la actualidad dispone de más de 25 cursos activos.

MOOC, cursos en línea abiertos

Future Learn

Es un proyecto piloto inaugurado en septiembre de 2013 donde participan 23 universidades del Reino Unido junto con prestigiosas instituciones como el Museo o la Biblioteca británicos. El equipo de profesores de esta plataforma ofrece cursos gratuitos y abiertos a aquellos usuarios que lo deseen.

UniMOOC

Es una plataforma de cursos orientados a las personas emprendedoras. Trata de que profesionales de reconocido prestigio y docentes expertos aporten sus conocimientos y experiencia para aprendizajes de éxito sobre economía digital.

unX

Se autodefine como una comunidad iberoamericana de emprendimiento digital que ofrece un entorno de colaboración y aprendizaje abierto. Bajo el patrocinio del Banco Santander, Telefónica, la UNED, MIT, etc. Ofrece cursos en línea y abiertos elaborados por expertos para su inscripción gratuita.

MiriadaX

Se trata de un proyecto de formación en línea y abierto que surgió en enero de 2.013 con la colaboración del Banco Santander, Telefónica y Universia, una red de universidades de habla hispana y portuguesa de la cual forman parte muchas de las españolas más conocidas: UNED, Universidad de Cantabria, Universidad Carlos III, Universidad Complutense de Madrid, etc. A diferencia de otras plataformas, la mayoría de cursos están en castellano. Ofrece más de 80 cursos con fechas concretas de realización.

Wedubox

A diferencia del resto de plataformas expuestas, en Wedubox cualquier docente por iniciativa propia puede crear y gestionar de forma gratuita sus propios MOOC. En consecuencia el nivel de estudios puede abrirse a ámbitos no universitarios. Es el propio docente quien decide cobrar o no por la participación de sus alumnos/as y en caso afirmativo la empresa retiene el 30% de los ingresos. La mayoría de cursos se exponen en castellano.

Udemy

Es otra plataforma de aprendizaje en línea que permite a cualquier docente crear y gestionar cursos de formación abierta y masiva. Este sitio ha sido creado en 2.010 y abarca cursos gratuitos y de pago en función de la decisión del autor. La mayoría de cursos están en inglés.

CourseSites

Facilita la creación y gestión de cursos por un docente de cualquier tramo educativo. Es un servicio gratuito orientado al docente aunque está limitado a un máximo de 5 cursos por autor. Una vez creado el curso, el profesor/a debe invitar a participar al alumnado vía email. Incorpora la tecnología BlackBoard Learn al diseño y explotación del curso.

Canvas Network

Es una iniciativa de la empresa Instructure para crear cursos en línea abiertos y privados. Dispone de una versión de pago y otra gratuita. Cualquier profesor/a puede registrarse de forma gratuita para crear y gestionar cursos abiertos con sus alumnos/as y con otros usuarios de cualquier parte del mundo. Ofrece multitud de cursos en abierto siendo la mayoría en inglés.

Lore

En julio de 2.012 Joseph Cohen, profesor de la Universidad de Pennsylvania, lidera la puesta en producción de este espacio que pretende crear una comunidad interconectada de profesores y alumnos para la formación a distancia. Permite que un docente de forma individual y gratuita cree sus propios cursos para que los usuarios que lo deseen puedan inscribirse en ellos.

OpenClass

Es la apuesta de la empresa editorial Pearson en el mundo de las plataformas de generación de cursos abiertos y gratuitos. Integra fácil y efectivamente documentos de Google Drive. Está pensada para el acceso a través de tabletas y dispositivos móviles. Este proyecto despierta bastante escepticismo porque no termina de encajar su carácter abierto y gratuito patrocinado por una empresa basada en un modelo de negocio cerrado y de pago.

MOOC, cursos en línea abiertos

Buscadores de MOOC

El reciente boum de los MOOC en la multitud de plataformas a lo largo y ancho de Internet ha generado la necesidad de disponer de herramientas de búsqueda que faciliten la localización de cursos en torno a un tema concreto. En este contexto algunos buscadores interesantes son:

  • Mooc.es. Es un buscador de cursos en castellano.
  • OpenupEd. Es un buscador europeo de cursos.
  • RedHoop. Buscador más universal de cursos MOOC.

Plataformas MOOC propias

Además de las plataformas en línea que hemos visto para crear MOOC, también se pueden descargar gratuitamente soluciones de software de código abierto que una vez instaladas en un servidor privado ofrecen un sistema autónomo e independiente para gestionar MOOC. A continuación se indican las más interesantes:

OpenMOOC

Es un sistema que se instala en equipos Linux con Apache+Python. Entre las prestaciones más interesantes de esta plataforma destaca: la integración de vídeos en los documentos, interfaz muy sencilla para la creación de cursos, líneas de progreso individual, foros de discusión, etc.

Open edX Plattform

Es otra plataforma para servidores Linux con tecnología Apache+Python. Es la solución que se utiliza en el servicio edX . Su estructura y funcionamiento como gestor de cursos MOOC es similar.

Google Course Builder

Google proporciona su propia solución tecnológica para crear cursos abiertos. Se instala en servidores Windows o Linux con Apache+Python+SDK de Google App Engine.

Cursos de autoformación para el profesorado

En el ámbito de la formación del profesorado, distintas instituciones educativas españolas ponen a disposición pública cursos orientados a la autoformación. Lejos de tratarse de iniciativas MOOC, algunos son el resultado de los recortes presupuestarios en cursos de formación a distancia que han forzado la eliminación de tutores en la idea de ahorrarse su coste. Algunos espacios que facilitan acceso a cursos de autoformación son:

No se pueden identificar los MOOC con cursos de autoformación donde no existen tutores o facilitadores. La presencia de profesores de apoyo y seguimiento en un curso puede aportar el matiz más humano de la formación y resulta en muchos casos determinante para su éxito. Pero cuando el carácter masivo del curso o la falta de presupuesto no facilite la intervención tutorial resulta obvio que será necesario modificar las tareas del curso para resolver el tema de la animación y la evaluación.

MOOC, cursos en línea abiertos

Ideas para el uso de MOOC en el aula

A continuación se exponen algunas ideas sobre el uso educativo de los MOOC en el contexto de un aula.

  • Contenidos abiertos. En la enseñanza reglada el uso de software libre y contenidos abiertos predispone también hacia el aprovechamiento de los MOOC disponibles. Es posible utilizar algunas de estas unidades en el contexto del aula con intención de facilitar aprendizajes en ciertas áreas curriculares.
  • Unidades de aprendizaje . El auge de los MOOC pone de manifiesto una vez más la importancia del curso como unidad básica de formación. En un tiempo no muy lejano en el cual el diseño de objetos digitales financiado por instituciones educativas ponía en práctica una fuerte atomización de los recursos, parece que por fin la tendencia se invierte para poner en valor propuestas de aprendizaje más complejas que faciliten al profesorado las tareas de preparación y reutilización.
  • Variedad. Tras un análisis detallado de varios cursos de éxito publicados en las plataformas específicas más populares, se puede concluir que se ajustan a un modelo estructural muy similar. Disponen de páginas de información, vídeos, cuestionarios y foros. Convendría dotar de variedad a los cursos que se ofrecen porque de lo contrario el alumnado puede aburrirse rápidamente. La solución quizás sea esforzarse en plantear tareas imaginativas y diferentes que supongan retos emocionantes y motivadores.
  • Vídeos y ancho de banda. La mayoría de MOOC están repletos de vídeos de Youtube. Conviene moderar el uso de este recurso en el diseño de un curso porque la conexión a Internet resulta deficitaria todavía en muchos centros y hogares.
  • Autoformación. Al orientar al alumnado hacia la realización de cursos abiertos en línea con cierto apoyo tutorial desde el aula, resulta evidente que se le está familiarizando con su futuro formativo en la red. Al fin y al cabo se sigue una línea de progreso del heterocontrol al autocontrol dotándolo progresivamente de mayores dosis de autonomía en su forma de aprender.
  • Niveles educativos. Los MOOC han crecido en su mayoría bajo el mecenazgo de universidades repartidas por todo el mundo. Algunas plataformas resultan de convenios corporativos que limitan la creación de cursos a ciertos profesores de ciertas universidades. Afortunadamente, como se ha visto en este artículo, también existen otras plataformas donde cualquier docente, de cualquier nivel educativo, puede crear y publicar a título individual fácilmente y de forma gratuita un curso abierto y masivo. Esta posibilidad permite extender su aplicación a los distintos niveles de la enseñanza incluyendo la formación del profesorado.
  • La barrera idiomática. Es cierto que la mayoría de MOOC están en inglés. De hecho se suele recomendar la creación del curso en este idioma para asegurar su carácter masivo. También el uso de recursos en inglés funciona en sinergia con las iniciativas bilingües que con tanto éxito se están desarrollando en la actualidad en España. Sin embargo el uso de este idioma puede excluir a colectivos hispanohablantes más desfavorecidos. Para conjugar ambas tendencias sería recomendable mimar la presentación en ambos idiomas.
  • Plataformas. Existen multitud de plataformas para la creación de MOOC. Pero un MOOC no es una estructura de curso sino una filosofía de diseño. Es posible crear un curso masivo, abierto y gratuito usando, por ejemplo, una plataforma como Moodle. De hecho el acceso como invitado que ofrece este sistema facilita el desarrollo y publicación de MOOC implementados con esta herramienta. También tendrán cabida otros CMS (blogs, wikis, redes sociales, etc) como aplicaciones con las cuales generar este tipo de cursos.
  • Sostenibilidad. Algunos espacios que ofertan MOOC debaten su existencia en medio de la búsqueda de recursos económicos. El diseño de MOOC con cierto grado de calidad no resulta gratuito. Y por ello es necesario articular distintos procedimientos para recaudar los fondos necesarios: partners, banners publicitarios, alquiler a empresas para su formación, pagos del alumnado por certificación, etc.
  • Colaboración institucional. Aunque algunos argumentan que no son buenos momentos para grandes proyectos, no cabe duda de que la colaboración entre instituciones (no solo estrictamente educativas) pueden encontrar puntos comunes en el diseño de MOOC de calidad en torno a temáticas transversales(tecnología, consumo, ciudadanía, orientación laboral, …) que favorezcan su utilización en distintas etapas educativas, segmentos de población (jóvenes, adultos, tercera edad, etc.), modalidades formativas, etc. En un número adecuado y con una duración reducida pueden formar parte de un catálogo modular sumamente interesante y susceptible de fácil integración en la enseñanza cotidiana del aula en distintos tramos educativos. No sólo en la escuela sino también en iniciativas de alfabetización ciudadana, formación profesional, ocupacional, etc.
  • Evaluación seria. El uso educativo de MOOC en el ámbito educativo reglado se puede complementar con una evaluación presencial como factor de corrección y ajuste al seguimiento y superación de sus contenidos.

MOOC, cursos en línea abiertos

Conclusión

No cabe duda de que los MOOC han revolucionado la forma de aprender en red. Representan un formato libre, abierto, masivo y gratuito de conseguir formación sobre temas de interés. El diseño, gestión y participación en este tipo de cursos se puede aprovechar desde el aula con intención de conseguir objetivos propios de la enseñanza reglada. Por otra parte la experiencia acumulada por el alumnado participante contribuirá a prepararles para su futuro inmediato donde la formación permanente y en línea resultará algo imprescindible para desenvolverse en un mundo en continuo y vertiginoso cambio.

Para saber más

 

Fernando 11-oct-2013

2 Comentarios

  1. Susana Ferreira dice:

    Estamos a punto de terminar los 18 meses de Encuentro Internacional de Educación y queremos ponerles un broche de oro, por eso hacemos un puente con América Latina y juntamos las mejores redes y movimientos educativos de Iberoamérica en nuestra sala de aula virtual.
    Participa en nuestro debate y descubre lo que opinan las grandes redes educativas sobre el futuro de la educación.
    Red Espiral, EABE, IEDA, Cero en Conducta, Novadors, SOMECE, Fundación Everis y otros estarán en la discusión. Y tú, ¿te apuntas? Consulta el horario de las actividades en la página del Encuentro.
    ¡Te esperamos!

  2. Antonio dice:

    Hola, gracias por el artículo. Me ha parecido muy interesante. Estoy buscando información para determinar el tamaño de la demanda actual de formación virtual y las perspectivas de crecimiento. ¿Tienen algún dato o referencia que me pueda ayudar?

    Gracias,
    Antonio

Envía un comentario


 
  • RSS
  • Delicious
  • Slideshare
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Contacto
Historia de una gaviota

Historia de una gavi

"Historia de una gaviota" es un proyecto de animación lectora ...

Vídeos para descargar y reproducir

Descargar y reproduc

En la mayoría de espacios web que ofrecen vídeos para ...

QuizHTML5

QuizHTML5

quizHTML5 es un sencillo visor de cuestionarios Hot Potatoes. Utiliza ...

Bonsai 6.0

Bonsai 6.0

Bonsai es una aplicación complementaria del programa de gestión de ...

Cortos y tareas TIC para aprender valores

Cortos y tareas TIC

El cine puede ser un recurso educativo muy apropiado para ...

Recomendados

  • Instituto de Tecnologías Educativas del Ministerio de Educación y Ciencia.
  • Portal de recursos sobre el uso educativo de las TIC en las aulas.
  • Blog del proyecto \
  • Recursos para el trabajo del alumn@ de 5º nivel (Escuela 2.0) en el CEIP. Virgen de los Volcanes de Tinajo-Lanzarote.