canalTIC.com

Uso educativo de las TIC

El evolución actual de la sociedad de la información determina que cada vez cobre más importancia la competencia digital para el desenvolvimiento en Internet y en especial en las redes sociales. Como docentes nos planteamos la necesidad de abordar con el alumnado una adecuada formación en ciudadanía e identidad digital. Las incidencias que aparecen con cierta frecuencia en los medios de comunicación sobre el mal uso de las tecnologías por parte de menores, la repercusión que tiene en la vida real, así como las demandas institucionales y familiares contribuyen a crear una corriente de opinión que apoya la intervención educativa en este área. Lo que se expone en este artículo podría contribuir a sentar las bases para el diseño curricular de un área específica o transversal en Educación Primaria y Secundaria.

Ciudadanía digital y currículum

https://flic.kr/p/9es4mr // CC BY-SA

La planificación de la formación para la e-ciudadanía debe partir del conocimiento de cómo los niños/as y jóvenes utilizan en la actualidad las TIC y sobre todo las redes sociales. De este conocimiento recogido en algunos estudios e investigaciones surge una detección de necesidades centrada y justificada. Es paradójico comprobar que las redes sociales no autorizan el registro de menores de 14 años cuando muchos de nuestros alumnos/as ya son usuarios de estas plataformas mucho antes de esa edad. En la sociedad y en la escuela surgen a diario múltiples referencias a las redes sociales porque están integradas en la vida cotidiana. La escuela no puede seguir obviando esta realidad a base de ignorarla o de prohibirla dentro de sus muros porque es algo imparable y ocupa un espacio relevante en la vida del alumnado. A partir de estas investigaciones se propone un modelo conceptual sobre ciudadanía digital que trata de ser exhaustivo en los múltiples y variados componentes que abarca. Del análisis didáctico de estos componentes pueden surgir las líneas de actuación que permitan desarrollarlos con éxito y que sean la materia prima para la elaboración del diseño curricular del área.

Uso de las TIC en los hogares

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los resultados de la “Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares (TIC-H)” correspondiente al año 2013.  En este informe destacan los siguientes datos de carácter general:

  • El 69,8% de los hogares dispone de conexión a Internet.
  • El 53,8% de la población española de 16 a 74 años utiliza Internet a diario
  • 7 de cada 10 internautas han utilizado dispositivos móviles para conectarse a Internet, principalmente el teléfono móvil.
Ciudadanía digital y currículum

https://flic.kr/p/d1yszw // CC BY-NC

En cuanto al uso de las TIC por menores los resultados son:

  • La proporción de uso de las TIC por la población infantil de 10 a 15 años es muy elevada.
  • El uso de ordenador es prácticamente universal (95,2%), y el 91,8% utiliza Internet.
  • El 63,0% de los menores dispone de teléfono móvil
  • Por sexo, las diferencias de uso de ordenador y de Internet no son muy significativas.
  • La disponibilidad de teléfono móvil en las niñas supera en más de ocho puntos a la de los niños.
  • La evolución de los resultados según la edad sugiere que el uso de Internet y, sobre todo, del ordenador, es una práctica mayoritaria en edades anteriores a los 10 años.
  • La disposición de teléfono móvil se incrementa significativamente a partir de los 10 años hasta alcanzar el 90,2% en la población de 15 años.

A partir de estos datos se pueden deducir algunas conclusiones:

  1. El uso de las TIC por parte de los jóvenes en los hogares es muy elevado por lo que es necesario planificar en la escuela una adecuada formación en valores relacionados con un uso seguro y responsable.
  2. La evolución de resultados según la edad determinan que las iniciativas de formación en ciberciudadanía ya es necesario iniciarlas en la etapa de Educación Primaria y lógicamente intensificarlas en Secundaria.
  3. El uso del móvil es significativo en Primaria pero se generaliza en Secundaria por lo que también es necesario educar en su correcto uso sobre todo en los servicios de mensajería instantánea y redes sociales.

Hábitos TIC seguros de los menores

El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) ha realizado un interesante “Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por niños y adolescentes y e-confianza de sus padres” cuyas conclusiones se han publicado en marzo de 2009. El objetivo de esta encuesta ha sido el diagnóstico de la situación en España respecto a la utilización que los menores entre 10 y 16 años realizan de las tecnologías de la comunicación, así como de la implicación de los padres y tutores en cuanto a la implantación y promoción de procedimientos y conductas para un uso seguro de las nuevas tecnologías con especial foco en Internet. Se realizaron 1250 entrevistas a 625 familias repartidas por distintos puntos de la geografía española.

Ciudadanía digital y currículum

https://flic.kr/p/ctSthh // CC BY

Los datos más interesantes relacionadas con las hábitos TIC de los menores han sido:

  1. El ordenador del menor en el hogar. Un 61,3% de los menores tienen el ordenador que utilizan en un lugar común del hogar, lo que puede facilitar el control por los padres sobre el uso del mismo.
  2. Navegación autónoma por Internet. Un 14,9% de padres y un 15,7% de menores declaran que navegan siempre y casi siempre acompañados por un adulto. Sin embargo el 67,4% de padres y un 56,8% de menores expresan que la supervisión a posteriori (es decir, no han estado presentes durante su navegación pero preguntan al menor que ha hecho en Internet) sólo la realizan algunas veces.
  3. Servicios de Internet utilizados por el menor. Las niñas y niños utilizan Internet sobre todo para enviar y recibir correos electrónicos, descargarse archivos, buscar información, mensajería instantánea y chats.
  4. Frecuencia de uso de Internet. La mitad aproximadamente de los menores se conectan diariamente a Internet y la tercera parte entre 2-3 días por semana. Además el acceso diario a Internet aumenta con la edad.
  5. Número de sesiones diarias y duración de las mismas. Los menores se conectan a Internet 1,4 veces al día en días laborables y 2,0 veces en fin de semana. La duración de la sesión a diario es de 1,4 horas y el fin de semana de 2,0 horas.
  6. Valoración del uso de Internet. Un 78,2% de padres consideran que el tiempo dedicado por sus hijos a Internet es normal, es decir, similar al que dedican otros menores de su entorno.
  7. Nivel de afinidad. Al 75% de los menores Internet les gusta mucho o bastante más que otras cosas. Además la afinidad aumenta con la edad del menor.
  8. Familiaridad con el uso del teléfono móvil. Un 64,7 % de los menores entre 10 y 16 años tienen un teléfono móvil propio. Y este porcentaje crece con la edad hasta situarse en un 89,2% para adolescentes entre 15-16 años.
  9. Servicios de telefonía móvil utilizados. Los menores declaran que utilizan el móvil para: enviar mensajes, hablar con amigos o familiares, hacer perdidas a amigos, hacer fotos y vídeos y enviarlas.
  10. Familiaridad con el uso de videojuegos. Un 40,8% de los hogares disponen de videoconsolas. El uso de videojuegos online se acerca al 30% de los menores españoles. Un 37,8% de niños frente a un 18,9% de niñas practican con videojuegos online contra otros jugadores. Además 5 de los 6 títulos de juegos más citados por los menores se encuentran clasificados como para mayores de 16 años según la clasificación europea PEGI: FIFA, Splinter Cell, Call of Dauty, Sims, Socom y Counter Strike.
  11. Intensidad de uso de los videojuegos. El 53,3% de menores expresan que juegan a videojuegos de 1 a 3 veces por semana. Estos datos parecen afirmar que el uso de videojuegos es más esporádico que el de Internet y se concentra probablemente en el fin de semana.
  12. Afinidad a los videojuegos. La mayoría de menores que declaran que los videojuegos les gustan algo (32,4%), poco (9,8%) o nada (11,6%). La preferencia por los videojuegos como forma de ocupación del ocio se corresponde más con un perfil masculino.
  13. Reacciones de los menores ante incidencias TIC de riesgos. Los padres declaran que ante una incidencia de seguridad los hijos reaccionan principalmente de 3 formas: avisan a los padres (31,1%), apagan el ordenador (10,6%) o no hacen nada (5,8%). Sin embargo cuando los menores expresan su opinión los resultados son bien distintos: no concreta respuesta (84,5%), cerrar la conexión o salirse de la web (14,4%), negarse a hacer lo que le piden (2,0%) o pedir ayuda a los padres (1,1%).
  14. Reglas impuestas a los menores sobre el uso de Internet
  • Limitación de acceso a Internet. Se observa límite en los días de conexión (p.e. sólo fines de semana) y de duración de la sesión (p.e. no más de 2 horas). Un 64,1% de los hogares limitan la conexión a los fines de semana. Un 59,6% de las familias no permite utilizarlo de noche o de madrugada. Un 5,6% no lo permite si no hay un adulto en el hogar.
  • Control de acceso a contenidos. Se prohibe explícitamente la navegación a páginas violentas (11,9%) y/o contenido sexual inapropiado (10,4%)
  • Conversar con desconocidos. El 15,8% de padres expresan que prohíben a sus hijos chatear con desconocidos.
  • Otras conductas prohibidas: realizar pagos por Internet (15,1%), jugar a videojuegos online (10,1%) o facilitar datos personales (13,3%)

A la vista de los datos aquí destacados se deducen algunas conclusiones sobre las acciones formativas en torno al uso seguro y responsable de las TIC:

  1. Enfoque práctico. La acción formativa debe ir orientada a proporcionar pautas concretas para identificar los riesgos y la forma de afrontarlos.
  2. Menores, familias y profesorado. La iniciativa debe orientarse a estos tres perfiles.
  3. Brecha digital. Se debe contemplar que existe cierta brecha digital entre adultos y menores que será necesario combatir buscando puntos en común dentro de sus particulares usos de las TIC.
  4. Teléfono móvil y videojuegos. En las acciones de concienciación será imprescindible incluir también estos recursos tecnológicos.
  5. Espacios de referencia. Desde la escuela y las instituciones públicas conviene difundir los sitios web, emails, teléfonos, etc a los que dirigirse en caso de incidencias de seguridad.
  6. Inclusión curricular. Incluir en el currículo escolar el uso seguro de las TIC de tal forma que el aprendizaje de herramientas y prácticas de seguridad sea implícito o inherente al aprendizaje del uso de las TIC.

Menores y redes sociales

El estudio “Menores y Redes Sociales” (Madrid, 2011) elaborado por los profesores de la Universidad de Navarra Xavier Bringué y Charo Sádaba para el Foro Generaciones Interactivas de Fundación Telefónica pone de manifiesto interesantes conclusiones en torno a la forma en que los menores utilizan las redes sociales. El objetivo de esta investigación ha sido analizar el entorno y hábitos de los menores como usuarios de las redes sociales en España. También ha tratado de indagar en la relación entre su nivel de uso de dichas redes con su forma de acceder a la tecnología, su conocimiento, sus relaciones familiares, su rendimiento académico o los riesgos y oportunidades que les plantean, etc. Para ello se ha clasificado la muestra en 3 grupos: no usuarios de redes sociales (31%) , usuarios de una red (34%) y usuarios avanzados de más de una red (35%).

Ciudadanía digital y currículum

https://flic.kr/p/nxVJ9x // CC BY

El estudio está basado en una encuesta online realizada a una muestra de 12.919 alumnos/as de Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato de edades entre 10 y 18 años repartidos por toda la geografía española. Algunos de los datos más interesantes que concluye este informe son:

  1. Uso de redes sociales. Un 71% aprox. de los menores declara utilizar habitualmente una red social. Por edades a partir de los 14 años supera el 80% y a los 17 años el 85%. Es importante destacar que en teoría no es posible disponer de una cuenta en una red social si eres menor de 14 años.
  2. Elección de red social. La red social más popular para los menores internautas es Tuenti (60%) seguida de Facebook (21%) y luego Windows Live Spaces (14%). Hasta los 12 años la opción mayoritariamente elegida es Tuenti pero entre los 15 y 17 años su uso empieza a decrecer en favor de Facebook.
  3. Equipamiento tecnológico. Se detecta una clara relación entre una mayor dotación de tecnología en el hogar con un uso más intensivo de las redes sociales.
  4. Teléfono móvil. Los menores usuarios de redes sociales reconocen haber disfrutado de un móvil a una edad más temprana que los no usuarios.
  5. Tiempo de uso de Internet. Los no usuarios utilizan Internet en sesiones de menos tiempo que los usuarios moderados y avanzados de redes sociales. Existe relación entre un mayor tiempo en Internet y ser usuario de una o varias redes sociales.
  6. Navegación en solitario. La navegación en solitario sin acompañamiento familiar es más frecuente en aquellos menores que utilizan las redes sociales pero también se produce una preferencia mayor por navegar acompañado de un amigo o compañero.
  7. Multiacceso. La mayoría de menores utiliza Internet desde sus hogares (89%), desde casa de un amigo/a (29%) o desde la escuela (28%). El uso de las redes sociales intensifica el multiacceso de los menores.
  8. Acceso a contenidos en Internet. Los usuarios de redes sociales visitan de forma más intensiva casi todo tipo de contenidos en Internet. Aunque prefieren la música también consultan información relacionada con deportes, humor, televisión, noticias, etc.
  9. Creación de contenidos. Casi un 40% de los menores poseen página web, blog o fotoblog o algún espacio para difundir vídeos. Contar la vida personal o hablar de las aficiones son los contenidos más habituales. También la generación de contenidos propios se incrementa de forma directa con el acceso a las redes sociales.
  10. Pantallas. Conforme aumenta la edad y el grado de uso de las redes sociales, Internet gana terreno como pantalla preferida frente a los videojuegos y a la televisión.
  11. Restricciones paternas. El comercio electrónico y ofrecer datos personales son las conductas que acumulan mayor restricción parental en todos los grupos. El 35% de los no usuarios reconocen tener orden expresa de sus padres para no utilizar las redes sociales y el 41% de los no usuarios tienen restricciones claras de no “colgar fotos o vídeos”. Los usuarios avanzados expresan tener menos restricciones paternas.
  12. Hábito de lectura. Sólo un 9% de los no usuarios de redes sociales afirma no leer nada, frente al 13% de usuarios moderados o el 11% de los avanzados. La lectura “libre” disminuye con el incremento de acceso a las redes sociales probablemente por una mayor ocupación del tiempo de ocio.
  13. Apoyo al estudio. El 70% de los usuarios avanzados, el 62% de los usuarios y el 50% de los no usuarios reconocen utilizar Internet como fuente de información y apoyo para la realización de tareas escolares.
  14. Publicación de fotos. El 25% de los menores de 10 a 16 años considera que puede colgar en la red cualquier foto o vídeo y este porcentaje es aún mayor cuando la foto es de otras personas y no propia.

Algunas conclusiones:

  1. Equipamiento. Los usuarios de redes sociales disponen de un material tecnológico más complejo e innovador en sus hogares. Además los usan a edades más tempranas y de un modo más personal.
  2. Tiempo en Internet. El uso de las redes sociales incrementa de forma sustancial el tiempo dedicado a Internet y al uso del móvil.
  3. Multiacceso. El acceso desde distintos dispositivos y lugares es mayor en usuarios de redes sociales.
  4. Contenidos. Una vida social digital intensa provoca que se comparta más música, se acceda a más contenidos lúdicos o relacionados con los intereses del grupo, que se utilice más el correo electrónico, las conferencias VOIP o se envíen mensajes por el móvil pero también que se acceda a menos contenidos educativos y culturales.
  5. Creación. Las redes sociales parecen estimular la creación de contenidos digitales propios para compartir.
  6. Valor de la experiencia. En el comportamiento en las redes sociales, la edad y la experiencia actúan como moderador de las actitudes y comportamientos más radicales.
  7. Solución y problema. Por un lado el uso de las redes sociales aparece relacionado con el uso de la tecnología como herramienta de apoyo a la realización de tareas escolares o para el estudio personal. Pero también los menores usuarios de redes sociales reconocen un rendimiento académico peor, un desplazamiento del tiempo de estudio en favor del tiempo dedicado a las pantallas y una menor afición a la lectura libre.
  8. Autonomía. Los usuarios de redes sociales se manifiestas más expertos en tecnología y más autónomos en su uso.
  9. Aislamiento. No está claro que la mayor dedicación a la redes sociales, al favorecer pasarse mucho tiempo en solitario frente a la pantalla, genere mayor aislamiento social. Al invertir esfuerzos en animar las redes sociales se puede estar favoreciendo las relaciones personales con amigos y compañeros.

Concepto de ciudadanía digital

La expresión “ciudadanía digital” se suele utilizar como sinónimo de los términos “e-ciudadanía” o “ciberciudadanía” para referirse a los derechos y deberes de los ciudadanos en su interacción con la sociedad de la información a través de las tecnologías. En ocasiones se emplea de forma menos rigurosa para referirse a los procedimientos de alfabetización digital de los ciudadanos sin incluir las cuestiones más éticas. Sin embargo la ciudadanía digital supone comprender los temas humanos, culturales y sociales relacionados con el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) así como la aplicación de conductas pertinentes a esa comprensión ajustándose a los principios de ética, legalidad, seguridad y responsabilidad en el uso de Internet, las redes sociales y las tecnologías disponibles.

Dimensiones y alcance de la ciudadanía digital

A continuación se expone y analiza el modelo de dimensiones de ciudadanía digital propuesto en el artículo original “Digital Citizenship, addressing appropriate technology behavior” escrito por Mike S. Ribble, Gerald D. Bailey, y Tweed W. Ross y traducido al castellano por Eduteka.

Ciudadanía digital y currículum

https://flic.kr/p/cCJFgS // CC BY-SA

La ciudadanía digital puede definirse cómo las normas de comportamiento que conciernen al uso de la tecnología. Estas normas se organizan en 9 áreas generales de comportamiento que tratan de recoger toda la complejidad del concepto y las implicaciones derivadas del buen y mal uso de la tecnología.

  1. Netiqueta: estándares de conducta o manera de proceder con medios electrónicos.
  2. Comunicación: intercambio electrónico de información.
  3. Educación: proceso de enseñar y aprender sobre tecnología y su utilización.
  4. Acceso: participación electrónica plena en la sociedad.
  5. Comercio: compraventa electrónica de bienes y servicios.
  6. Responsabilidad: responsabilidad por hechos y acciones en los medios electrónicos.
  7. Derechos: las libertades que tienen todas las personas en el mundo digital.
  8. Ergonomía: bienestar físico en un mundo tecnológico digital.
  9. Riesgo: precauciones para garantizar la seguridad en los medios electrónicos

Estrategias para trabajar la ciudadanía digital

De acuerdo con este modelo podemos deducir distintas lineas de actuación que pretenden una adecuada formación en todos y cada uno de los componentes descritos de la ciudadanía digital:

Netiqueta

  • Definir en el centro o en el aula normas relacionadas con el uso adecuado de la tecnología que no supongan su prohibición de uso.
  • Utilizar el estudio de casos para enseñar y aprender sobre los usos adecuados e inadecuados de la red.
  • Favorecer la dinámica de grupos (torbellino de ideas, debates, foros, phillips 6-6, etc) para consensuar las normas de comportamiento en el grupo-aula.
  • Trabajar desde las distintas áreas (lengua, plástica, inglés, etc) las normas de netiqueta relacionadas con los servicios de mensajería instantánea y la publicación de mensajes y fotos en las redes sociales.
  • Resolver las incidencias detectadas de forma educativa: proporcionada, razonada, instructiva y coherente.
  • Facilitar que el alumnado identifique los principales abusos a través de Internet (ciberbullying, grooming, sexting, phising, etc) conociendo las medidas de prevención y tratamiento.
Ciudadanía digital y currículum

https://flic.kr/p/iVAYnJ // CC BY-NC-SA

Comunicación

  • Justificar el contexto en las actividades de comunicación que se propongan para dotar de sentido a la tarea y evitar con ello desviaciones no adecuadas.
  • Incentivar que el alumnado se comunique usando los medios digitales y corrigiendo a aquellos que lo hacen de forma inapropiada.
  • Integrar el uso del móvil en el aula como una herramienta de trabajo habitual.
  • Reflexionar sobre la idoneidad de cada servicio de comunicación en función de las características del contexto de comunicación: público/privado, personal/profesional, instantánea/diferida, naturaleza y extensión de la información, expectativa de respuesta, etc.
  • Simular situaciones de la vida real que demanden el envío de emails con una estructura adecuada y pertinente usando fórmulas adecuadas de cortesía y protocolo.
  • Proponer el uso colectivo de un chat con el propósito de discutir y alcanzar acuerdos de grupo con la intervención de un moderador.
  • Plantear tareas de edición colaborativa de contenidos con el adecuado reparto de roles: colaborador, autor o editor.

Educación

  • Incorporar las TIC en la realización de tareas académicas evaluables y de calidad.
  • Ofrecer experiencias de aprendizaje en plataformas de formación de elearning.
  • Promover proyectos de investigación en Internet que impliquen la búsqueda, selección, procesamiento y presentación de la información.
  • Estimular el uso creativo y alternativo de Internet y otras tecnologías digitales.
  • Concienciar a profesorado y familias mediante charlas y espacios informativos del impacto de Internet en la vida cotidiana actual en el acceso a la información, las relaciones sociales y la ocupación del ocio.
  • Planificar y llevar a cabo iniciativas formativas interdisciplinares con las familias sobre el uso seguro de Internet planteando soluciones y canales de ayuda.
  • Estimular la formación de un PLE básico en alumnado y profesorado como base de la alfabetización digital necesaria para un desenvolvimiento autónomo y responsable en las redes sociales.
Ciudadanía digital y currículum

https://flic.kr/p/azj5bZ // CC BY-NC

Acceso

  • Seleccionar aplicaciones y sitios web apropiados para alumnado con necesidades educativas especiales.
  • Demandar la creación de sitios web que garanticen la accesibilidad a personas con discapacidades.
  • Ofrecer tiempo de acceso a Internet en la escuela a los estudiantes que no tienen acceso en sus hogares.
  • Motivar hacia el aprendizaje del inglés como medio de acceso a un mayor número de espacios web.
  • Explorar el uso de dispositivos físicos alternativos y adaptados (teclados, pulsadores, etc).

Comercio electrónico

  • Mostrar al alumnado las posibilidades del comercio electrónico en la compra de objetos y servicios.
  • Analizar y discutir en grupo experiencias de buenas y malas prácticas en relación con las compras en línea.
  • Adoptar medidas de seguridad en las compras por Internet.
  • Favorecer en el alumnado el análisis comparativo de ofertas para asegurar una compra inteligente y un consumo responsable.

Responsabilidad

  • Identificar las buenas y malas prácticas educativas en relación con los derechos de autor.
  • Conocer y respetar los derechos de autor en la reutilización de materiales ajenos.
  • Promocionar y utilizar las licencia de uso Creative Commons en el consumo y producción de recursos en la Red.
  • Estimular el uso de repositorios de materiales que respeten los derechos de autor.
  • Facilitar el uso de software libre tanto dentro como fuera del aula.
  • Reflexionar de forma colectiva sobre las consecuencias legales y éticas de las descargas ilegales.

Derechos

  • Informar a profesorado, alumnado y familias de los derechos digitales de los ciudadanos.
  • Ofrecer información al profesorado, alumnado y familias sobre los derechos de los menores en Internet
  • Fomentar la discusión en torno a los derechos y deberes de los ciudadanos digitales.
Ciudadanía digital y currículum

https://flic.kr/p/9VRDEZ // CC BY-SA

Ergonomía

  • Explorar sitios web especializados en ergonomía relacionada con el uso seguro y saludable de las TIC.
  • Garantizar en el centro educativo y en las aulas las condiciones necesarias para un uso ergonómico de las tecnologías: iluminación, dimensiones del mobiliario, estructura del aula, etc.
  • Concienciar al alumnado y familias de los problemas físicos que puede producir a largo plazo un uso de las TIC que no respete las principales normas de ergonomía.
  • Difundir a las familias consejos que mejoren la ergonomía de sus hijos/as en la realización de tareas académicas o en el uso de las tecnologías a su alcance: ordenador, tableta, consolas, TV, móviles, etc.
  • Identificar los indicios de la ciberadicción, sus riesgos y las pautas para prevenirla y/o evitarla.

Riesgo

  • Diseñar y poner en práctica medidas de seguridad básicas en la intranet del centro: accesos externos, control de virus y troyanos, antispam, vacunación de pendrives USB, etc.
  • Instruir al alumnado en el conocimiento y puesta en práctica de medidas preventivas para evitar los virus así como instalar, configurar, actualizar y utilizar una solución de protección combinada de antivirus, antispyware, firewall y antiUSB.
  • Concienciar al alumnado de la importancia de proteger el ordenador frente a virus informáticos.
  • Conocer y aplicar en el centro las funciones básicas del filtro de contenidos corporativo.
  • Difundir entre las familias el uso de herramientas gratuitas de control parental y filtro de contenidos para utilizar en el hogar.
  • Trabajar con el alumnado temas relacionados con el uso seguro del smartphone/tableta: código IMEI, patrones de bloqueo, antivirus, apps oficiales, desactivación del BT/GPS, etc.
  • Transmitir al alumnado y familias pautas para garantizar la privacidad en las principales redes sociales y en especial en la publicación de fotografías y vídeos.

Conclusión

Algunos docentes pensamos desde hace tiempo que es necesario afrontar una importante y profunda renovación de los contenidos que se imparten en la escuela. El crecimiento exponencial del conocimiento en los últimos años no puede seguir abordándose con tímidos parches o anexos. Esta tendencia contribuye a engrosar las áreas pero no garantiza que se impartan a riesgo de seguir perpetuando el enciclopedismo clásico. Se impone un cambio de la metodología que se centre en el desarrollo de competencias y en una ineludible selección de los contenidos fundamentada en las necesidades actuales del alumnado. En este contexto la educación para la ciudadanía digital debería ocupar su espacio.

Fernando 28-Dic-2014

Envía un comentario


 

Publicidad

  • RSS
  • Delicious
  • Slideshare
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Contacto

Entradas más leídas

Ideas para un proyec

El reciente auge de las tabletas en nuestra sociedad sugiere ...

El modelo TPACK

TPACK es el acrónimo de la expresión "Technological PedAgogical Content ...

Diseño de recursos

En este artículo se pretende reflexionar sobre las bases y ...

Los 20 mejores plugi

El blog proporciona un sistema fácil para publicar contenidos en ...

PLE en la escuela

Una de las conclusiones prácticas más interesantes de la teoría ...

Publicidad

Twitter